Lo que la pandemia nos enseñó – parte 3

Lo que la pandemia nos enseñó – parte 3, es la tercera y última entrega de lecciones a tener en cuenta para planificar el Sistema de Gestión Integral HSEQ de tu organización en 2021. Conoce más.

En el artículo anterior de la serie, llamado Lo que la pandemia nos enseñó – parte 2, mostramos el aprendizaje y crecimiento adquirido en los procesos de la organización, dividido en dos partes:

  • Soporte y apoyo
  • Operacionales y de emergencias

Todos nuestros programas al 50% en esta temporada navideña. Haz click sobre la imagen para chatear con un asesor.

En esta oportunidad, profundizaremos en los aprendizajes adquiridos a nivel de personas. Si quieres ver la conferencia que realizamos sobre el tema, aquí podrás ver el vídeo de la sesión realizada el pasado 11 de diciembre. Si prefieres, haz click aquí para verlo en Youtube.

La resiliencia y lo que la pandemia nos enseñó

La resiliencia es la habilidad para superar circunstancias traumáticas, a través de:

  • Aceptación
  • Responsabilidad, y
  • Toma  de conciencia

Uno de los grandes aprendizajes que tuvimos durante la pandemia, fue la importancia de la resiliencia.

Para desarrollar resiliencia en una mayor medida, organizamos este artículo (y la conferencia) en cuatro (4) tipos de aprendizaje:

  • Espirituales
  • Sobre las relaciones
  • Sobre la energía y la salud, y
  • Las finanzas personales.

Aprendizajes Espirituales

Las prácticas trascendentales son fundamentales en tu vida, ya que te ayudan a encontrar una conexión interior.

El grado en el cual puedas aumentar tu conexión con lo que sea tu concepto de “ser superior” evitará que puedas percibir una sensación de “abandono” o separación.

Si te sientes “unido” a un ser superior, tu nivel de energía aumentará y tus emociones fluirán mucho mejor.

Es por esto que deberías desarrollar hábitos como aprender a respirar, meditar o practicar mindfulness.

Si eres más religioso, la oración también es un excelente camino para mejorar tu espiritualidad.

Aprendizajes sobre las relaciones

Las relaciones tienen dos grandes enfoques:

  • El enfoque intrapersonal, es decir tu relación contigo mismo; y
  • La orientación interpersonal, la cual hace referencia a tu relación con otras personas.

Para mejorar tu relación contigo mismo, uno de los aprendizajes más importantes es que logres darte cuenta (consciencia) de que los resultados que vives en todas las áreas de tu vida dependen principalmente de ti mismo.

En efecto, si aumentas tu grado de autoconsciencia, va a ser más fácil para ti regular regular tus emociones de una forma más equilibrada.

Por este motivo, la pandemia no enseñó a ser más pacientes y serenos.

Aprendizajes sobre la energía y la salud

Lo que la pandemia nos enseñó (- parte 3) es que en la medida que tu energía esté elevada, tu salud también lo será. Aquí van 10 consejos que puedes seguir para mejorar tu nivel de energía.

  • Mejora tu alimentación;
  • Aprende a dormir y descansar correctamente (Dormir más, no siempre es la clave, ya que el descanso depende más de la alimentación);
  • Desarrolla un hábito sistemático y auto disciplinado para realizar ejercicio físico;
  • Mejora tu vida sexual, ya que influye más de lo que piensas en tu nivel de salud y energía;
  • Aprende y practica meditación;
  • Revisa y mejora la manera como respiras diariamente, ya que lo haces de manera inconsciente el 99% de las ocasiones;
  • Mejora tu entorno cercano, ya que las personas con las que más pasas tiempo, inciden demasiado en tu energía;
  • Aprende a vivir con tu entorno ampliado, incluyendo tus compañeros de trabajo, jefes y colaboradores. Si no te aportan, cambia tú;
  • Fortalece tu actitud en torno a la vida. Agradece todos los días; y
  • Aprende a manejar tus finanzas. El inadecuado manejo del dinero genera más enfermedad de lo que crees.

Aprendizajes sobre las finanzas personales

Por último, lo que la pandemia nos enseñó (- parte 3) sobre el dinero, podría resumirse en las siguientes claves:

  • Aprende a calcular tu patrimonio neto y crea un presupuesto hoy. Muchos no saben si tienen utilidades o pérdidas, o si están aumentando su patrimonio neto.
  • Acepta que todo, literalmente todo, se puede vender. Por eso, aprende a vender si deseas vivir mejor.
  • Si tienes un nivel de deuda demasiado elevado, habla con tus acreedores y renegócialas todas.
  • Acepta que tal vez, debas empezar de cero. Si en la situación más crítica te quedas sin activos ni efectivo, prepárate psicológicamente y toma acciones desde ahora para lo que sucederá en los próximos 6 a 12 meses
  • Crea nuevas opciones de negocio. Aprende a emprender.

Esperamos que estos aprendizajes sobre lo que la pandemia nos enseñó hayan sido de aporte para ti. Te esperamos en nuestro próximo blog.


Inscríbete aquí en nuestro blog


Conoce aquí nuestros programas de entrenamiento

Observa más de nuestro contenido

× Hola!, ¿Cómo podemos ayudarte?