Cómo crear estrategias empresariales ganadoras

En un estudio realizado en 2006 por BSCol Research se encontró que de las organizaciones que usan un proceso formal de ejecución estratégica (54% de las encuestadas) el 70% genera unos resultados superiores que sus competidores. En contraposición a ello, de las empresas que no usan un proceso formal de ejecución estratégica (46%), el 73% produce resultados más deficientes que sus competidores. Estos resultados muestran la importancia de tener métodos establecidos para lograr la ejecución eficaz de la estrategia. Por eso, queremos que en este artículo puedas encontrar seis (6) claves para desarrollar estrategias eficaces en tu organización para el próximo 2016.

A continuación, describimos brevemente los pasos que puedes seguir para establecer una estrategia empresarial ganadora:

Etapa 1: Desarrolla tu estrategia

El desarrollo de la estrategia implica que debes responderte las siguientes preguntas:

  1. ¿En qué negocio participa tu organización y por qué? Clarifica la visión, la misión y los valores de tu organización.
  2. ¿Cuáles son las condiciones actuales de tu entorno? Analiza el comportamiento de tu sector, las variables externas (políticas, sociales, tecnológicas, ambientales y legales), así como las variables internas (procesos clave de negocio, estado del capital humano, operaciones, innovación y tecnología).
  3. ¿Cómo puedes competir mejor en el mercado? Formula la estrategia organizacional, contemplando los siguientes temas:
  • ¿En qué nichos vas a competir?
  • ¿Cuál es tu propuesta de valor para generar diferenciación frente al cliente?
  • ¿Cuáles son las capacidades de capital humano que necesita tu estrategia?
  • ¿Cuáles son los facilitadores tecnológicos de tu estrategia?

Etapa 2: Planifica tu estrategia

Analiza los siguientes aspectos para esta etapa:

  1. ¿Cómo describes correctamente tu estrategia? Los mapas estratégicos te pueden brindar una descripción visual de una sola página sobre los temas estratégicos que debes contemplar, teniendo en cuenta resultados financiero y frente al cliente, procesos internos y desarrollo organizacional.
  2. ¿Cómo medirás la estrategia? Selecciona los objetivos, metas e indicadores que utilizarás para evaluar el éxito en la estrategia.
  3. ¿Qué programas de gestión requiere tu estrategia? Define las iniciativas, proyectos y planes que ejecutarás para implementar con éxito la estrategia.
  4. ¿Cómo financiaras tu estrategia? Establece un presupuesto que te permita obtener los recursos físicos, técnicos y humanos necesarios para llevar a cabo la estrategia.
  5. ¿Quién liderará la ejecución de tu estrategia? Crea equipos de trabajo dirigidos por una persona que cuente con la autoridad y responsabilidad suficientes para tomar decisiones. Asimismo, garantiza que cuenten con las habilidades suficientes para asegurar que logren los resultados esperados.

Etapa 3: Alinea tu organización con la estrategia

¿Cómo puedes asegurarte de que los procesos y las personas estén sincronizadas con la estrategia? Necesitas definirles un propósito común y vincular sus tareas del día a día con los resultados esperados a largo plazo. Desarrolla las siguientes acciones:

  1. Desdobla los temas estratégicos en objetivos y acciones específicas para ser desarrollados en los procesos operacionales o de la cadena de valor.
  2. Define acuerdos de servicio entre los procesos de soporte y los procesos operacionales, con el fin de que la comunicación, los recursos y la gestión esté orientada a lograr resultados favorables para la organización.
  3. Evita crear controles que optimicen la gestión local de un proceso y enfócate a incorporar criterios y métodos que permitan fortalecer la sinergia del sistema para lograr los objetivos estratégicos.
  4. Orienta a tu equipo de trabajo para que desarrolle su proyecto de vida de tal manera que puedan alcanzar sus objetivos personales, aportando a la vez a alcanzar los objetivos organizacionales.

Etapa 4: Planifica las acciones de corto plazo

Esta etapa consiste en alinear las mejoras de procesos operacionales y de apoyo, con las prioridades estratégicas. Adicionalmente consiste en asignar los recursos necesarios para ello. Conviene que tengas en cuenta lo siguiente:

  1. Establece e implementa los proyectos necesarios para eliminar los problemas críticos que te están obstaculizando avanzar hacia el logro de los resultados esperados.
  2. Desarrolla un plan de capacidad de recursos que contemple un plan de ventas, un plan de operaciones y un presupuesto de gastos operativos y de capital.

Etapa 5: Control y aprendizaje

Luego de elaborada la planificación, debes asegurarte de ejecutar las acciones definidas tanto estratégica como operativamente hablando, controlar los resultados de desempeño y actuar para mejorar sobre la base de la información y el aprendizaje. Es importante llevar a cabo dos tipos de reuniones:

  1. Reuniones de revisión de las operaciones para asegurar que se encuentren bajo control. Estas deberían efectuarse con periodicidad quincenal o mensual, para lograr tratar los temas del día a día y evitar llevar situaciones de falla a las reuniones estratégicas.
  2. Reuniones de revisión de la estrategia sobre una base mensual o trimestral, para analizar la marcha de la estrategia, determinar si sigue su curso normal y tratar problemas que puedan impactar su eficaz resultado. Debes evitar traer temas operativos a estas reuniones, ya que puedes perder el enfoque en temas estratégicos.

Etapa 6: Prueba y adaptación de la estrategia

Otro tipo de reunión importante consiste en retar, probar y actualizar la estrategia contemplando la nueva información sobre los cambios que haya sufrido el entorno competitivo y normativo. Pregúntate:

  1. ¿Está funcionando tu estrategia?
  2. ¿Sigue vigente tu estrategia?
  3. ¿Están tus competidores acercándose a tu ventaja competitiva?

Cuando actualices tu estrategia, también actualizas el mapa estratégico y el BSC de tu organización, dando inicio a un nuevo ciclo de planificación estratégica.