Resiliencia organizacional: Reinventándonos ante la pandemia por el COVID19

En nuestro artículo de la semana pasada hablamos acerca de COVID19 y Cómo asegurar la continuidad organizacional en épocas de crisis. Desde que este artículo fue publicado, hemos venido observando el comportamiento de diferentes sectores de la economía, en donde varios de ellos han aumentado sus operaciones, facturación e ingresos, mientras que otros han reducido sus resultados financieros. Por este motivo, para este artículo hemos visto la necesidad de aportar a las personas y organizaciones con ideas acerca de cómo reinventar el negocio en estas condiciones y prepararse para los cambios a través del uso de la resiliencia. Te invitamos a seguir leyendo.

Cuando hablamos de resiliencia organizacional, nos referimos a la capacidad de una organización para absorber un ambiente cambiante y adaptarse a él, logrando alcanzar sus objetivos, sobrevivir y prosperar. Cuando hablamos de resiliencia en las personas, nos referimos a su habilidad para superar circunstancias traumáticas, como la muerte de un ser querido, un accidente severo, una pérdida, entre otras. Requiere de aceptar la situación, asumir responsabilidad sobre las decisiones que se toman y elegir tomar acciones para cambiar la realidad actual.

A nivel empresarial, existen muchas guías, estándares y documentos de referencia que pueden aportar en la gestión de la resiliencia. Uno de los más reconocidos es el propuesto por la norma internacional ISO 22316 de 2017, donde se establecen los principios de la resiliencia organizacional y se identifican los atributos y las actividades que apoyan a las organizaciones a mejorar su resiliencia. Por su parte, a nivel del ser humano, existen muchas tendencias religiosas, psicológicas y espirituales que suministran herramientas, principios y apoyo para apoyar a las personas en este proceso.

Dada la extensión del tema, en este artículo nos focalizaremos en la resiliencia organizacional y en uno próximo, hablaremos sobre la resiliencia desde un punto de vista del ser humano.

En principio, podemos decir que la resiliencia de una organización mejora cuando el comportamiento de las personas que la componen está alineado a una visión y un propósito compartidos. También, es clave comprender que depende de la comprensión de su contexto, de su capacidad para absorber, adaptarse y responder eficazmente al cambio, de su que mejora buen gobierno corporativo, de las competencias de la gente que la compone y  que mejora gracias a la coordinación de diferentes disciplinas de gestión de riesgos.

Por otra parte, la organización debería desarrollar un enfoque coordinado que brinde orientación para asegurar que los líderes y la alta dirección están comprometidos con la mejora de la resiliencia, así como los recursos necesarios para tomar acción, la estructura de gobierno necesaria, las inversiones en actividades de gestión de la resiliencia adecuadas al contexto, lmecanismos para apoyar la implementción eficaz de estas acciones, los criterios para evaluar y mejorar la resiliencia, así como la comunicación efectiva para la toma de decisiones.

Dentro de los atributos comunes de la resilienca organizacional, podemos incluir:

  • Una visión compartida, un propósito y unos valores comprendidos y articulados claramente, que brinden claridad para la toma de decisiones en todos los niveles de la organización;
  • La comprensión del entorno de la organización para tomar decisiones estratégicas más efectivas con relación a las prioridades de resiliencia;
  • La priorización y suministro de los recursos para las actividades necesarias que aporten en la mejora de la resiliencia, incluyendo personas, instalaciones, tecnología, dinero e información, para abordar las vulnerabilidades de la organización;
  • Un liderazgo visible y empoderado que desarrolle y estimule a otros a liderar dentro de una variedad de condiciones y circunstancias, en especial cuando haya períodos de incertidumbre e interrupción, como los que actualmente vivimos;
  • Una cultura que apoye la resiliencia a través de promulgar y fortalecer creencias, valores, actitudes y comportamientos positivos y optimistas;
  •  Un conjunto de mecanismos que faciliten la manera como se comparte el conocimiento donde se requiera, para estimular el aprendizaje mutuo de la experiencia;
  • El desarrollo y coordinación de diferentes disciplinas de gestión y su alineación con los objetivos estratégicos de la organización, logrando una contribución individual y colectiva al propósito de la organización y la protección de lo que más valora;
  • El monitoreo del desempeño con base en criterios predeterminados, para aprender y mejorar a partir de la experiencia y el aprovechamiento de las oportunidades, fortaleciendo la cultura organizacional durante el proceso; y
  • La capacidad de anticipar, planificar y responder al cambio, cumpliendo los compromisos establecidos por la organización de forma consistente ante las circunstancias y absorbiendo los impactos repentinos e inesperados producidos por las situaciones externas o internas.

Teniendo en cuenta las circunstancias existentes actualmente con la pandemia producida por el COVID-19, es fundamental para las organizaciones el desarrollar las habilidades anteriormente mencionadas como medio para lograr un mejor resultado dentro de la situación.

En un próximo artículo expondremos más en detalle las bases y herramientas que puedes utilizar para mejorar tu resiliencia personal.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, en RGI hemos empezado a modificar la manera como enfocamos nuestras soluciones para personas y organizaciones. Creemos que el desarrollo de estas competencias será determinante para que la debacle no ocurra en tu vida o en tu hogar. Te invitamos a conocer más de nuestros servicios a través de nuestro Programa Master Mentor y a través de nuestro  Programa Vision Toolkit.

Finalmente, haz click en formulario a continuación, si deseas seguir  recibiendo nuestro newsletter.

Inscríbete en nuestro newsletter para recibir más artículos como éste, vídeos, ebooks, y más información de valor.


1 comentario en “Resiliencia organizacional: Reinventándonos ante la pandemia por el COVID19”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *