fbpx

Integridad es la clave de la confianza

Conoce en este artículo porqué la Integridad es la clave de la confianza. Aprende cómo puedes desarrollar tu integridad.

En semanas anteriores desarrollamos un artículo donde hablamos sobre la asertividad y la negociación. Haz click aquí para leerlo.

Significado etimológico

La palabra integridad se compone del prefijo in- (‘no’) y la raíz tangere (‘tocar’, ‘alcanzar’, ‘contactar’ o ‘contaminar’); En traducción literal significaría no tocado o no alcanzado. Se refiere a la pureza original, a estar libre de contaminación o maldad física o moral.

Algunos referencian las siguientes cualidades en asociación con la integridad:

  • Honradez,
  • Honestidad,
  • Respeto por los demás,
  • Corrección,
  • Responsabilidad,
  • Control emocional,
  • Respeto por sí mismo,
  • Puntualidad,
  • Lealtad,
  • Pulcritud,
  • Disciplina,
  • Congruencia y
  • Firmeza en las decisiones.

En la cultura judía, el significado de integridad es la de ser completo y sin defectos. Este tipo de integridad se refiere a:

  • Ser libre de las emociones densas;
  • Descubrir la iluminación interior;
  • Orientar la mente y el corazón hacia la aceptación absoluta y total de su ser.

¿Por qué la integridad es la clave de la confianza?

La integridad es la clave de la confianza porque refleja desplegar varias características personales, como se describe a continuación:

  • Auto estima y amor amor hacia los demás, ya que una persona íntegra trata a los demás tal como se trata asímismo;
  • Responsabilidad personal, reflejada a través de asumir las consecuencias de sus decisiones y acciones.
  • Dominio emocional, ya que el aprender a manejar los sentimientos permite fluir de forma más coherente con las situaciones que suceden alrededor; Las emociones densas como el miedo, la ira, el rencor, la vergüenza o la culpa, producen una energía que repele a las personas de lograr mejores relaciones;
  • Auto-disciplina y dominio propio, desplegado por la continuidad en la acción hasta alcanzar una meta o hasta cumplir con el propósito de vida que se ha trazado. Esta virtud es poco común en la personas. Quienes la poseen se convierten en un magneto de alto poder de atracción hacia otros;
  • Actitud coherente. Tal como se explicó arriba, la coherencia entre la forma de pensar, sentir y actuar demuestran claramente los principios y valores de una persona. Mejora la reputación del individuo, sin que sea este el objetivo de tal comportamiento;
  • Coherencia con la palabra. Esto es, hacer las cosas de forma coherente como se dice y se piensa;
  • Honradez de carácter que aumenta la confiabilidad de otras personas, porque saben que no serán defraudadas. Una persona inescrupulosa difícilmente logra sostener buenas relaciones a largo plazo; y
  • Lealtad y compromiso, valores esenciales para construir relaciones sólidas con otras personas.

Qué resultados obtienen las personas íntegras en su vida

La integridad en las personas se ve reflejada en sus resultados. Algunos ejemplos de cosas que les suele suceder a las personas íntegras son los siguientes:

  • Viven una vida más pacífica y serena, ya que no sienten culpa ni cargos de consciencia por actos inapropiados;
  • Sienten libertad porque no perciben ataduras asociadas a las emociones de haber hecho algo de lo cual podrían arrepentirse posteriormente;
  • Son capaces de brindar más amor a otros, porque las cualidades que reflejan, tal como se describió en el apartado anterior, se dota de la capacidad de expresar sus emociones más libremente a otros;
  • Se arriesgan más, sin emociones de temor, por tal motivo, son más susceptibles a tener resultados más elevados a nivel profesional y financiero; y
  • Coherentemente con lo anterior, a pesar de la creencia popular, suelen ser mucho más exitosos que las personas poco íntegras. Si, existe una creencia popular al pensar que para crecer financieramente, se debe manifestar actitudes impropias. Desde nuestro punto de vista, esto no es cierto, ya que una actitud de engaño genera el mismo tipo de respuesta como efecto tarde o temprano.

En conclusión. por la “Ley de la siembra y la cosecha”, también conocida como la “Ley de la compensación”, una persona que manifiesta integridad a pesar de las circunstancias externas, tarde o temprano recibe aquello que hay en su interior.

Esperamos que este artículo haya sido de tu agrado. Te esperamos en nuestro próximo blog.

Conoce más de nuestro contenido

Referencias

×
A %d blogueros les gusta esto: