¿Cómo asumes tu responsabilidad dentro del Sistema de Gestión?

Uno de los nuevos requisitos especificados en la norma ISO 45001 sobre responsabilidades y autoridades para los roles pertinentes dentro del sistema de gestión de la SST establece que “los trabajadores en cada nivel de la organización deben asumir la responsabilidad de aquellos aspectos del sistema de gestión de la SST sobre los que tengan control” (Norma ISO 45001: 2018, Num. 5.3).

Leyendo este nuevo numeral nos llamó la atención la frase “asumir la responsabilidad de aquellos aspectos (…) sobre los que tenga control”.  ¿Cómo lograr que las personas asuman la responsabilidad? ¿Qué es la responsabilidad? Bueno, a continuación te daremos algunas ideas sobre este tema.

La palabra responsabilidad, viene de las raíces re (reiteración, volver al punto de partida), spondere (prometer u obligarse), responsum (responder), bilis (capaz de) e idad (cualidad). Por esto, se dice que la responsabilidad se refiere a “la habilidad que posee una persona para comprometerse a responder con algo”. El concepto implica que la persona desarrolle la capacidad para elegir qué tipo de respuesta dará a una situación, circunstancia o hecho. Esto significa que tiene el control sobre esta elección.

Pongamos un ejemplo: Un trabajador que desarrolla un mantenimiento de un equipo en un espacio confinado puede pensar: “el inspector de SST es el que tiene que hacer el permiso de trabajo; yo no tengo porqué cumplir con eso si no es parte de mis funciones. Él está demorado y yo tengo que salir rápido del turno. Entro rápido y nadie se da cuenta”. ¿Qué pasó aquí? El trabajador piensa que su seguridad depende de un tercero. Es decir, cree que si no está el inspector SST, no tiene porqué hacer una tarea segura. Vive en el “paradigma de la dependencia”. Este tipo de personas normalmente tiende a quejarse también de todo lo que les sucede alrededor y son especialistas en culpar a otros de sus errores y fracasos. ¿Cuáles son las consecuencias potenciales? Bueno, ya todos las conocemos por la cantidad de estadísticas que vemos día a día.

En sentido contrario, el mismo trabajador podría pensar: “El inspector de SST no está y él es quien tiene bajo sus funciones hacer el permiso de trabajo. Yo debo salir rápido del turno. Pero no arriesgaré mi vida y la estabilidad de mi familia. No entro, informo y ayudo a hacer el permiso de trabajo”. Cuando un trabajador piensa de esta forma, significa que ya está viviendo en el “paradigma de la independencia”, es decir que comprende que sus decisiones generan unos resultados y por lo tanto, asume las consecuencias de sus acciones. Es muy probable que este trabajador evite quejarse y probablemente su vida refleja mejores frutos que en el primer caso.

¿Cómo logramos que un trabajador asuma su responsabilidad en SST (y en cualquier otra área)? Desde el coaching, se dice que nadie ejerce cambios sólo porque otra persona se lo solicite. El camino que ha generado mejores resultados consiste en lograr que la persona desarrolle su grado de consciencia para luego, asumir responsabilidad. Por lo tanto, si queremos tener personas más responsables en nuestros equipos de trabajo, sugerimos seguir las siguientes acciones:

  1. Asegúrate de que se controlen las condiciones mínimas de higiene y seguridad dentro de la organización, cumpliendo con los requisitos relacionados con el tema dentro de los procesos, aplicando las medidas especificadas en las valoraciones de riesgo. Esto es básico, ya que los trabajadores inconscientemente tienden a juzgar entre lo que exige la organización y lo que da.
  2. Da ejemplo. El liderazgo es en gran medida, más ejemplo y menos charla. Si un trabajador percibe que su líder es el primero que brinda ejemplo, estará más dispuesto a seguirlo.
  3. Controla que el personal cuente con los conocimientos y habilidades mínimas para ejecutar las tareas críticas. Recuerda que ninguna persona dentro del proceso debería estar realizando tareas de alto riesgo sin la formación requerida.
  4. Ayuda a los trabajadores a “encontrarse consigo mismos”. Si, así como lo lees. Es “auto-conocimiento”. Múltiples estudios demuestran que una persona con un propósito definido en la vida, con valores claros, objetivos personales establecidos y creencias potenciadoras, asumen mejor sus responsabilidades y logran mejores resultados.

En resumen, para asumir la responsabilidad, debemos ser conscientes. Para ser conscientes, debemos alinear nuestros pensamientos, sentimientos, palabras y acciones. Verifícalo y nos cuentas tu experiencia.

Nuestros programas de entrenamiento te permitirán desarrollar no solamente conocimientos y habilidades técnicas, sino que además, podrás fortalecer tus habilidades blandas. Esto te hará ser un líder de gestión diferente. Te invitamos a conocer cómo podemos apoyarte

Quiero conocer los programas de entrenamiento


Derechos Reservados RGI. Copyright © 2019 - Diseñado y programado por Visign