4 pasos para incorporar el «contexto de la organización» en los Sistemas de Gestión

Es bien sabido que las normas ISO 9001 e ISO 14001 incluyen un requisito relacionado con el Contexto de la organización. Sin embargo, su aplicación puede resultar difícil si no se cuenta con una Plataforma Estratégica adecuada, sobre la cual haya sido diseñado el Sistema de Gestión. Por tal razón, en este artículo explicaremos cuatro pasos fundamentales para preparar su sistema frente a estos cambios:

  1. Formule su concepto estratégico.

Establezca su situación actual en el mercado. Identifique y comprenda las variables exógenas y endógenas que impactan en el desempeño de su organización. Defina sus partes interesadas, así como sus necesidades y expectativas. Identifique su mercado objetivo y establezca sus necesidades. Con esta información, usted podrá definir la promesa de valor diferenciadora de su organización, y formular los puntos en los que focalizará su gestión. Con esto en mente, podrá declarar la razón fundamental por la que usted es importante para sus clientes (propósito) y hacia dónde quiere llevar su organización en el futuro (visión). Finalmente, identifique los factores clave de éxito, y las características que le permitirán obtener una ventaja competitiva sostenible en el mercado.

  1. Formule la estrategia de la compañía.

Defina la(s) política(s) y los objetivos estratégicos como un marco de referencia sobre los puntos clave en los cuales la organización ha decidido enfocarse. Posteriormente, determine las acciones estratégicas que puede aprovechar para lograr los objetivos trazados; valore los riesgos de falla de estas acciones y especifique los procesos de generación de valor y soporte que le ayudarán a materializar la estrategia. Aterrice todas sus ideas en planes de acción específicos.

  1. Ejecute su estrategia.

Comunique su estrategia por lo menos al personal clave de la organización para facilitar su despliegue, hasta llevarla al nivel base de la compañía. Controle la resistencia al cambio mediante formación, entrenamiento, e información clara y oportuna. Implemente controles mediante las acciones planeadas sobre los procesos para modificar los riesgos. Y no se olvide de generar los registros pertinentes.

  1. Evalúe y mejore su estrategia.

Aplique herramientas (como los Indicadores de Desempeño, las Auditorías internas, el Análisis de Satisfacción y las Revisiones Gerenciales) donde sea importante analizar si su estrategia fue diseñada para aportar valor a sus grupos de interés, y determine de qué forma ejecutó las acciones planeadas, y en qué medida alcanzó los resultados deseados.

Recuerde que los nuevos requisitos de las normas de gestión traerán consigo el reto de adecuar los sistemas de gestión de modo que ayuden a generar valor para su organización y sus diferentes partes interesadas. Prepárese desde ya, no sólo para cumplirla, sino también y, sobre todo, para marcar la diferencia en el mercado.

Síguenos en nuestras redes sociales

Derechos Reservados RGI. Copyright © 2019 - programado por Visign